Los procesos de Galileo se vuelven a HacerOír

Por Carlos Javier Sarmiento, voluntario de Educación-COGAM

Por cuanto tú, Galileo … fuiste denunciado, en 1615, a este Santo Oficio, y vosotros APA, OMS y demás instituciones inclusive gubernamentales e individualidades científicas y otros organismos activistas por la diversidad sexual y de identidad de género, … fuiste/is Denunciado/s por medio de la publicación “¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual” y el bus de Hazte.Oír … por – como lo hiciera Galileo en su día -, sostener como verdadera una falsa doctrina enseñada por muchos, a saber: que el Sol está inmóvil en el centro del mundo y que la Tierra se mueve y posee también un movimiento diurno, cuyo equivalente actual es que vosotras afirmáis que hay niñas con pene y niños con vulva; así como por tener discípulos a quienes instruís en las mismas ideas; así como por mantener correspondencia sobre el mismo tema …; … esta suprema universal Inquisición, califica las dos proposiciones de la estabilidad del Sol y del movimiento de la Tierra, … como sigue:

  1. La proposición de ser el Sol el centro del mundo e inmóvil en su sitio es absurda, filosóficamente falsa y formalmente herética … Y lo mismo es equivalente a que hay niñas con pene y niños con vulva
  2. La proposición de no ser la Tierra el centro del mundo, ni inmóvil, sino que se mueve, y también con un movimiento diurno, es también absurda, filosóficamente falsa y, teológicamente considerada, por lo menos, errónea en la fe. Lo cual viene a ser lo mismo que la heterosexualidad no sea el centro inmóvil de la sexualidad, que la identidad de género no sea fija en machos y hembras y afirméis que está en movimiento durante el desarrollo de la persona: absurdo, falso y erróneo.”

Cita casi literal de la Sentencia de la Inquisición a Galileo

IMG-20170306-WA0004

Imagen desde http://rownak.com (CC) ©

Cuando escucho al vocero y presidente de HazteOir argumentar a favor de la iniciativa del autobús que ha movilizado recientemente su organización por las calles de Madrid, entiendo, por sus argumentos, que ni él ni las personas que le apoyan pueden concebir que el determinismo biológico como eje de la identidad de género es un tema problematizado por las academias y las organizaciones científicas, de lo cual se están haciendo eco algunos entes gubernamentales en el mundo entero, asumiendo que todas las afirmaciones sobre identidad, sexo biológico y género están ampliándose y en discusión. Veo que Arsuaga Rato y su asociación no pueden seguir el ritmo de los nuevos tiempos y replantearse cambios parciales de la educación que recibimos por parte de instituciones que, ciertamente nos habían explicado el mundo desde un lugar de autoridad, el mismo lugar desde el que hoy y como siempre quieren enseñarnos la revisión de sus leyes y categorizaciones. Aunque muchas veces lo parezca, el universo científico no es obtuso per se.

Creo que padres y madres, en el ámbito doméstico, pueden educar a su progenie en virtud de los valores, principios y creencias que practiquen de modo particular y bajo el amparo de los derechos fundamentales de libertad de pensamiento y credo que da la democracia. Tienen derecho a emprender la lucha que consideren oportuna, como lo hemos hecho las personas que pertenecemos al colectivo de la diversidad sexual y de identidad de género, quienes hemos planteado vindicaciones durante siglos. Lo que carece de rasgos democráticos es imponer esos principios por encima de otros y pretender que las políticas de educación ignoren en la elaboración de sus proyectos curriculares los avances e investigaciones que atañan a las materias que fuere.

La ciencia lo que está haciendo es incluir diversas, naturales y espontáneas formas de sentir, ser y pensar, tan válidas de la constitución humana como lo biológico. Lo que el mundo científico, académico y el Estado han entendido y siguen considerando, es poner en valor las variables de identidad de género independientemente del sexo biológico, lo cual no supone una imposición hegemónica como si lo ha sido la heterosexualidad, que sí se ha establecido como normativa y saludable menoscabando otras variables de mismo valor. Nadie está pretendiendo retirar ninguna identidad de género del panorama social, lo que se está haciendo es sumar aquellas que han sido sistemáticamente ignoradas e invisibilizadas a pesar de las evidencias y legitimidad de su existencia. No hay que añadir contenidos en los distintos programas que sea menester sobre la identidad cisgénero (léase: coincidencia de identidad de género con el sexo biológico), porque ya existen de un modo práctica y erróneamente unívoco, tampoco se está organizando eliminar lo que sobre esta variable verse, entre otras cosas porque representa a la mayoría de la población mundial. Cuando se reconoce la diversidad se está sumando, se está enriqueciendo y mejorando a la sociedad cuando se asume que el heliocentrismo existe y la diversidad sexual y de identidad de género también.

Pero no pueden verlo. Mi impresión es que más allá de una desconsiderada actuación, las personas que conforman HazteOir, razonan ante la diversidad sexual y de género como lo hicieron los tribunales del Santo Oficio frente a las afirmaciones empíricas y científicas de Copérnico y Galileo y actúan en consecuencia con estupefacta y sentenciosa similitud.

Creo firmemente en el derecho de esta asociación a disentir y cuestiono que ese  discernimiento se haga del modo atentatorio y adoctrinante en que se ha hecho. No hay doctrina cuando se dice que las personas somos y podemos ser de diversas formas y con distintos “sentires”, subrayo que el adoctrinamiento se produce cuando se impone una sola de esas manifestaciones del ser como única, verdadera, legítima, legal y saludable, subordinando a las demás.

Es imposible que una mente vea lo que no le es conocido ni quiere llegar a conocer ni reconocer, no aspiro a que el tribunal de la inquisición comprenda que la tierra se mueve alrededor del sol ni que HazteOir comprenda por qué no puede asimilar la diversidad de la identidad de género y sexual según avances científicos y sociales, no puedo esperarlo si tengo en consideración el hilo de su argumentario esgrimido hasta ahora, pero sí quiero expresar mi opinión y dejar que los demás lo hagan sin acallar ninguna, y sin imponerme ni que se nos impongan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s